Tel 249 5577 | Whatsapp 958 857 750 ventas@officeplaza.pe | Envíos todo Perú
Carrito 0

10 Locos Efectos que la Música tiene en tu Cerebro

Musica productividad

Aquí está cómo los diferentes tipos de melodías afectan tu productividad, creatividad, hábitos de gasto y más.

Si intentas entrar "a la zona" mientras trabajas en la oficina, a veces ponerte un par de auriculares y escuchar tus canciones favoritas es la clave para hacer las cosas. Puedes poner una lista de reproducción diseñada para enfocarte, o puedes aumentar el volumen de tu melodía instrumental repetitiva favorito y comenzar a distraerte.

Si tu selección de música realmente te ayudará a ser más productivo es otra historia, y varía de persona a persona, dependiendo de los gustos y rasgos de personalidad. Los efectos de la música en el comportamiento y la cognición también tienen que ver con la tarea en cuestión. ¿Es repetitivo? ¿Físico? ¿Sin esfuerzo mental? ¿Mentalmente exigente?

Para tener una idea de cómo los diferentes géneros, ritmos y estilos de música nos influyen para trabajar más duro, pensar de forma más creativa, tomar decisiones con eficacia y más, siga leyendo para obtener un resumen de algunas de las formas más alocadas que la investigación ha demostrado que la música manipula el cerebro.

Si quieres ser más creativo, escucha algo feliz.

¿Necesitas una lluvia de ideas nuevas o soluciones a los problemas? Intenta reproducir algunas melodías felices. Un estudio publicado en la revista PLOS One descubrió que al hacerlo aumenta el "pensamiento divergente", en oposición al "pensamiento convergente". En otras palabras, te ayuda a pensar de manera más original y pensar en la tarea desde diferentes ángulos.
Los investigadores determinaron que los resultados eran ciertos independientemente de si a los participantes les gustaba o no la música feliz en cuestión. Si bien no midieron si la música feliz hizo felices a los participantes o no, existe una conexión entre los estados de ánimo positivos y la creatividad.

La música puede mejorar tu estado de ánimo, lo que puede hacerte más decisivo.

La investigadora de psicología musical Teresa Lesiuk ha realizado una extensa investigación sobre cómo la música afecta el desempeño en el lugar de trabajo. En un estudio de trabajadores de TI, descubrió que los participantes completaron tareas más rápido mientras escuchaban música que mejoraba su estado de ánimo.

La música que impulsa el estado de ánimo también ayuda a las personas a tomar decisiones con menos apresuramiento, porque la negatividad y el estrés cierran el cerebro para considerar múltiples opciones.

 

Escuchar tus canciones favoritas puede aumentar la empatía y la autoconciencia.

No importa, a través de artistas o géneros: las personas responden de manera similar cuando escuchan sus canciones favoritas.

Jonathan Burdette, profesor de radiología y vicepresidente de investigación en el Centro Médico Bautista Wake Forest, realizó escáners de resonancia magnética funcional en pacientes mientras escuchaban su música favorita, frente a la música que no les gustaba. Independientemente del tipo de música, Burdette observó una "conectividad cerebral" más fuerte en los participantes cuanto más les gustaba la música que se estaba reproduciendo. Específicamente, él estaba mirando un circuito cerebral asociado con "pensamiento enfocado internamente, empatía y autoconciencia", según Science Daily.

Entonces, si estás trabajando en algo que es personal, requiere introspección o implica conectarte con otros, pon en cola a tus canciones favoritas.

La música puede mantenerte alerta mientras realizas tareas rutinarias.

Esta es la razón por la cual muchos cirujanos escuchan música. Los aspectos más intrincados de la cirugía pueden requerir concentración y soledad, pero durante los aspectos de rutina, como perforar el cráneo de los pacientes, escuchar música puede mantenerlos enganchados.

Un estudio ampliamente distribuido de 1994 publicado en el Journal of the American Medical Association descubrió que los cirujanos realizaban la cirugía de forma más rápida y precisa cuando seleccionaban su propia música para tocar en el quirófano, en comparación con cuando alguien más elegía su música o cuando no había música en absoluto.

Incluso si no es un cirujano, si realiza tareas repetitivas, como ingresar información en hojas de cálculo u otro trabajo que no requiera una profunda cognición, la música puede ayudar a que el trabajo en la oficina sea más atractivo.

 

La música de fondo puede hacer que sea más difícil pensar.

Si bien la música puede hacer que las tareas rutinarias sean más eficientes, puede hacer que el trabajo pesado en cognición sea mucho más difícil de completar.

Un estudio de 2007 publicado en Psychology of Music pidió a un grupo de participantes, formado por introvertidos y extrovertidos, que completaran una variedad de tareas cognitivas, muchas de las cuales incluían la recuperación de información. Tocaron varios sonidos y tipos de música mientras los participantes trabajaban en las tareas y descubrieron que, en general, las personas se desempeñaban mejor en silencio.

Recuerde estos hallazgos antes de poner música intensa o ir a una cafetería para cumplir con su próxima fecha límite. El silencio puede parecer inquietante, pero te ayudará a concentrarte.

La música afecta a los introvertidos y extrovertidos de manera diferente.

Los autores del estudio de 2007 citado en el párrafo anterior informaron que los introvertidos se desempeñaban peor en las tareas cognitivas cuando escuchaban música de "alta excitación" y ruido cotidiano, en comparación con cuando estaban expuestos a la música de baja excitación o trabajando en silencio.

Un estudio aún más antiguo, de 1997, descubrió algo similar: escuchar canciones optimistas como "A New Sensation" de INXS hizo que a los introvertidos les resultara más difícil memorizar imágenes y leer un pasaje. Como señaló Olga Khazan de The Atlantic en un artículo de 2016, "los extrovertidos también tienden a tocar música de fondo mientras trabajan más que los introvertidos, así que quizás estén más acostumbrados a ello".

 

La música hace que sea más difícil recordar cosas.

Si tiene que recordar la información en el trabajo, el silencio es lo mejor, según un estudio de 2010 realizado por investigadores del Instituto Cardiff de la Universidad de Gales.

Probaron la capacidad de "recuperación en serie" mientras los participantes escuchaban tanto la música que les gustaba como la música que les disgustaba, y no vieron diferencias en el rendimiento entre los dos escenarios.

 

Escuchar música entre tareas puede ser la clave.

Si no puedes vivir sin melodías, no tienes que decidirte a la soledad de un día, esperando desesperadamente tu viaje vespertino para hacer sonar tus canciones favoritas.

Como explica el neurocientífico cognitivo Daniel Levitin, escuchar la música de 10 a 15 minutos antes de comenzar a trabajar puede ser el boleto.

Levitin, quien también es el autor de This is Your Brain on Music, explica que tocar una canción antes de trabajar puede prepararte para la tarea actual mejorando tu estado de ánimo (a través de la dopamina y la serotonina, la última de las cuales puede impulsar el enfoque) y relajándote.

 

La música en la publicidad debe lograr un equilibrio entre la información y la emoción.

Los comerciales con música son más efectivos, según la investigación Nielsen 2015. Eso puede parecer obvio, dada la cantidad de anuncios con canciones populares y jingles, pero los hallazgos desglosan los efectos de tipos específicos de música.

Los anuncios deben ser memorables para ser efectivos, o hacer que los consumidores compren, pero los mejores resuenan emocionalmente. Las canciones pop son buenas para esto, encontró Nielsen, citando un anuncio de HP que utilizó "Lips Are Movin" de Meghan Trainor como un ejemplo exitoso. Pero para "anuncios basados en precios y promocionales", que se centran en transmitir información, la música de fondo genérica es la mejor, porque es menos probable que distraiga.

 

Los compradores gastan más cuando se están reproduciendo canciones lentas.

Una canción acelerada puede hacer que se sienta apurado para terminar su comida en un restaurante o ir al supermercado, mientras que un número de tempo más bajo podría inspirarle inconscientemente a quedarse y gastar más, según estudios de los años ochenta. citado en Psychology Today.

Un estudio de 2012 fue más allá, mirando el modo de la música (piense: tecla mayor vs. tecla menor). Si la música que se reproduce en una tienda tiene una tecla mayor, su tempo no afecta mucho el gasto de los compradores. Sin embargo, se descubrió que la música lenta y de menor tecla influía en los compradores para que compraran mucho más que música menor rápida.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados